El mundo cibernético se ha adentrado a nuestros hogares y no podemos evadirlo. Los datos arrojados de la investigación de un solo perito informático forense puede ser más que suficiente para desear no saber nunca más acerca de nuestros hijos navegando en internet. Como padres, podemos sentirnos impulsados a alejar a nuestros hijos de estas posibles amenazas, pero la realidad es que, no podemos hacerlo al 100%. La moderna dependencia a estos dispositivos hace que el desaparecerlos de la vida de nuestros hijos sea un acto utópico.
Para ser más realistas, podemos seguir algunos consejos que obtuvimos directamente de un perito informático forense, quien se encarga de recabar evidencias de este tipo de crímenes, así como también de llevar a cabo acciones para prevenirlo.
He aquí algunas de las recomendaciones:
1. Asegúrate de colocar un filtro de protección para menores. Esto no quiere decir que el problema está solucionado, es filtro es solo el primer «candado» para proteger la integridad de los menores de edad al evitar que visiten paginas inadecuadas a su edad.
2. Coloca las computadoras en un lugar que este a la vista de los adultos. Nunca dejes a tus hijos utilizar la computadora, laptop, teléfono inteligente y/o Tablet en un lugar en el que no puedas estar al pendiente de lo que ve y hace. Recuerda, 5 minutos le toma a un pedófilo hacer que un menor se desnude.
3. Protege la intimidad de tus hijos y la tuya, aleja de la vista de la cámara todos aquellos elementos que puedan identificarte o identificar el lugar en donde vives.
4. Enseña tus hijos a no revelar información personal a personas que conocieron por internet y a evitar activa la cámara/video chat con personas que conocieron por internet, especialmente si no estás tú allí para supervisar que todo esté en orden.
5. Enseña a tus hijos a decir NO y a contarte inmediatamente si es que los están presionando/amenazando con hacer algo que no quieren hacer o que no les parece correcto.
Sigue estos consejos y la seguridad y privacidad de tus hijos será mayor. Aunque apliques estos consejos con tus hijos, no escatimes en cuidados y supervisión cuando estén usando las redes sociales. Acércate a tus hijos como un amigo, interésate e involúcrate en las conversaciones que tienen en la red. No juzgues inmediatamente, ve, escucha y analiza cuidadosamente y con los ojos abiertos pero con actitud relajada, para así darles a tus hijos la confianza que necesitan para compartir lo que sucede mientras navegan.